Uso de la compactación y/o transportación ósea en los defectos de hueso

Fernando López Guevara, Maria Cristina López Gil

Texto completo:

PDF

Resumen

El ortopedista se enfrenta en disímiles ocasiones a enfermos que en sus lesiones de huesos largos presentan defectos óseos, o por un proceder quirúrgico es necesario resecar fragmentos óseos de diferentes tamaños, como en las fracturas expuestas con pérdida de sustancia ósea, en la seudo-artrosis donde se pierde o reseca hueso como terapéutica, en la osteomielitis o tumores óseos donde es necesario resecar parte del tejido y en las enfermedades congénitas, donde el niño nace con un defecto óseo como en la agenesia de tibia. En todos estos pacientes el denominador común es la falta de tejido óseo por lo cual el proceder de Ilizarov, con la distracción y el callo de elongación, brinda la solución de la problemática. Con el fijador externo de Ilizarov por osteotomía o por corticotomía, se puede transportar o compactar y con la distracción subsiguiente se consigue el callo de elongación, y se da la solución al defecto de hueso. En el servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital General Docente Dr. Ernesto Guevara de la Serna, de Las Tunas, Cuba; se atendieron 39 pacientes que por una u otra causa sufrieron de defectos óseos y se les aplicó el procedimiento del callo de elongación, lográndose la formación de hueso nuevo. Se concluyó que el proceder es idóneo y técnicamente posible en cualquier hospital donde exista un ortopedista

Palabras clave

DESARROLLO ÓSEO; ANOMALÍAS MUSCULOESQUELÉTICAS/terapia; FIJADORES.




Copyright (c) 2014 Revista Electrónica Dr. Zoilo E. Marinello Vidaurreta

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.