La tuberculosis pulmonar, enfermedad reemergente en Cuba

Margarita González Tapia

Texto completo:

PDF

Resumen

Sr. Editor:
La tuberculosis es una de las enfermedades remergentes en Cuba; por ello en todas las provincias cubanas se trabaja con mucha fuerza, dedicación y profesionalidad con respecto a esta problemática. En este contexto, resulta muy acertada la publicación del artículo “Algunas variables clínico-epidemiológicas de la tuberculosis pulmonar. Puerto Padre, 2008-2012”, que salió en el Vol.38 No.6.01 del mes de junio de 2013 de la Revista Electrónica Dr. Zoilo E. Marinello Vidaurreta; tanto por el significado social que reviste la divulgación de este tema, como por el propio resultado de la investigación realizada.
La historia de la tuberculosis es un tema apasionante. En pocas enfermedades es posible documentar su estrecha relación con la historia de la propia humanidad como en la que nos ocupa. Existen evidencias paleológicas de tuberculosis vertebral en momias egipcias que datan aproximadamente del año 2400 a.C. La tuberculosis se ha conocido a través de la historia, con los nombres de: tisis, consunción, escrófula, mal de Pott, plaga blanca y mal del rey.1
En el artículo se plantea como conclusión que la tendencia de la tuberculosis en el quinquenio de estudio es estacionaria, pero en los últimos cuatro años tiende al ascenso. En los casos diagnosticados de tuberculosis en este quinquenio más de dos tercios correspondieron al sexo masculino y mayores de 45 años, las ocupaciones que más prevalecieron fueron recluso, desocupado, ama de casa y jubilado. Los factores de riesgo que más se relacionaron fueron el albergamiento prolongado en instituciones cerradas, el alcoholismo, y la edad mayor de 65 años; la forma clínica de mayor incidencia en casi la totalidad de los pacientes fue la pulmonar y, dentro de ella, los casos con baciloscopia positiva. Hubo fallas en el diagnóstico, ya que alrededor de la mitad de los casos se diagnosticaron en la atención secundaria y con un tiempo de demora de más de dos meses de haber comenzado con síntomas respiratorios.
Al respecto quisiera reflexionar en primer lugar que es importante considerar a los reclusos como un grupo importante de riesgo, más que una ocupación y en segundo lugar tener en cuenta que el diagnóstico de la tuberculosis BK+ debe hacerse el 100% en la atencion primaria de salud, pero el diagnostico de los casos BK- resulta sumamente importante llegar al diagnóstico conjuntamente con la comisión de tuberculosis, tal como lo recomienda el Programa Nacional de Tuberculosis.2
Al estudiar la relación existente entre los factores de riesgo y la aparición de casos nuevos de enfermos de tuberculosis pulmonar en Cuba, hay que tener en cuenta nuestra realidad social, caracterizada por condiciones de vida de la población que se desarrollaron en los principios de iguales oportunidades y derechos fundamentales en todas las esferas de la vida, especialmente en la educación, la salud y el empleo. Sin embargo, debe considerarse que el alto grado de equidad social alcanzado a partir del triunfo de la Revolución, se vio afectado en los años 90 como consecuencia de la desaparición de los estados socialistas del este europeo, situación que obligó al estado cubano a adoptar un conjunto de medidas económicas para salvar la Revolución y sus conquistas sociales, panorama agravado por el genocida bloqueo imperialista sostenido por las distintas administraciones norteamericanas, lo que ha provocado contrastes en las condiciones materiales en que viven las familias en la sociedad cubana actual




Copyright (c) 2014 Revista Electrónica Dr. Zoilo E. Marinello Vidaurreta

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.